¡Olvídate de los puffs fiaca y de los refrigeradores para cerveza, tu equipo quiere entrenamiento y desarrollarse en su carrera!

El lugar de trabajo moderno es una mezcla diversa entre entusiasmo juvenil e innovación, junto con la sabiduría de los trabajadores más experimentados.

Richard Dennys, CEO

Con empresas actualmente representadas por hasta cuatro, o incluso cinco, generaciones junto con los constantes avances en la tecnología a investigar e implementar, lidiar con las diferentes necesidades de su fuerza laboral mientras construyen una empresa exitosa y sostenible es mucho más desafiante que nunca para los gerentes.

 

Entrenamiento, desarrollo y flexibilidad son factores esenciales

La necesidad de modernizar las fuerzas de trabajo no es un concepto nuevo en las empresas, pero recientemente la necesidad de seguirle el ritmo a la tecnología ha implicado que mejorar las competencias se haya vuelto más importante en la oficina moderna. Un informe reciente de PwC destacó la necesidad creciente de mejorar las competencias en las fuerzas de trabajo existentes para lidiar con las brechas entre habilidades, mientras que un informe distinto descubrió que la economía del RU podría beneficiarse con hasta £80 millardos por año al contratar a trabajadores mayores y enseñarles nuevas habilidades.

Comprender las necesidades de esta nueva actitud hacia el trabajo requiere un cambio en la mentalidad de los gerentes y, sencillamente, todos aquellos en posiciones de liderazgo necesitan hacer un esfuerzo para descubrir qué clase de cosas valoran sus empleados en el lugar de trabajo.

Nuestra propia investigación, por ejemplo, ha descubierto que, sin tener en cuenta los salarios más elevados, un 35% de trabajadores entre 35 y 44 años y un 41% de trabajadores de 45 y 54 años valoran un ambiente laboral flexible como el aspecto más importante para la felicidad en el lugar de trabajo.

La misma investigación también arrojó que uno de cada 10 empleados entre los 45 y los 54 años todavía valora la posibilidad de progresar en su carrera y desea adquirir nuevas habilidades en el trabajo.

Fomenta la fidelización de la marca

Una consecuencia de la actual brecha entre habilidades en el RU es que los empleados ahora tienen mayor poder a la hora de elegir con quien trabajar, y los empleadores están bajo una presión mayor para proveerles la clase de ambiente que cumpla con lo que su fuerza de trabajo espera.

Promover más entrenamientos y desarrollar oportunidades, por ejemplo, está tomando mayor relevancia con un cuarto de los trabajadores entre 25 y 34 años, y un 20% de los trabajadores entre 18 y 24 años que esperan obtener de los empleadores mejores oportunidades para progresar en su carrera. Considerando que el 65% de los empleados entre 18 y 24 años no piensa gran cosa sobre dejar su puesto dentro del año si no les agrada el ambiente, es notable que los empleadores en la actualidad deben esforzarse mucho para promover más fidelización dentro de su empresa.

Compartir valores

Mientras que es un desafío cumplir con las expectativas de múltiples generaciones simultáneamente, las oportunidades de hacer exactamente eso sí existen. Considerando que los trabajadores mayores valoran el serle útil a una empresa por más tiempo, y que los más jóvenes están ansiosos por aprender y avanzar, usar la fuerza de trabajo más antigua para entrenar a su contraparte más joven es la solución más obvia y sencilla.

Sin embargo, nuestras investigaciones sugieren que muchas empresas están fallando a la hora de satisfacer las necesidades de su fuerza de trabajo, con casi un cuarto (24%) de sus empleados que actualmente sienten que sus habilidades y experiencia se están desperdiciando.

Esto es particularmente cierto de la parte femenina de la fuerza laboral, con un 26% de mujeres que sienten que no se las utiliza lo suficiente en el trabajo, en comparación con el 21% de los hombres.

Tal vez lo más preocupante, considerando que es más probable que dejen la empresa rápidamente, es que un 23% de los trabajadores entre 18 y 24 años y un 27% de los que tienen entre 25 y 34 años piensan que sus habilidades no se aprovechan en su lugar de trabajo.

La clave para satisfacer las necesidades de múltiples generaciones es que los gerentes y dueños de empresas sean flexibles en su enfoque y cultura. Las empresas modernas deben ser capaces de adaptarse para cumplir las necesidades de su fuerza de trabajo y aquellos que no lo hacen, corren el riesgo de quedar por detrás de la competencia.

La teoría de un lugar de trabajo exitoso y moderno

Comprender y cumplir las necesidades de las diferentes generaciones puede hacer o deshacer el éxito de una empresa.

Las empresas más exitosas saben cómo crear una cultura que adopte el cambio y cumpla con la moral personal y ética de su fuerza laboral.

Las actitudes están cambiando, y la cultura de «estruje a los clientes tanto como pueda» ya no se adapta al lugar de trabajo moderno, y no lo ha hecho por algún tiempo.

El trabajo flexible es importante, sin lugar a dudas, pero para mantener motivada a la fuerza de trabajo, las empresas deben estar dispuestas a adoptar una actitud ética y a mantener los estándares más altos posibles, o arriesgarse a perder a sus mejores trabajadores en manos de la competencia.